viernes, 1 de noviembre de 2013

El Chinook en la Fuerza Aérea Argentina


En 1979 la Fuerza Aérea Argentina curso un pedido a los EE.UU. por tres helicópteros Boeing Vertol Chinook CH-47C.
Hacia finales del mismo año, personal de vuelo y técnico viajan a las instalaciones de la Boeing para recibir el adiestramiento de vuelo y de mantenimiento en el nuevo aparato.

 Una vez que las tripulaciones se adaptaron y que los técnico hubieran completado los cursos de mantenimientos previstos, se inicio el vuelo de traslado hacia la Argentina.


 El arribo de los flamantes H-91; H-92 y H-93 se produjo el 4 de mayo de 1980 y formaron inmediatamente parte de la VII Brigada Aérea con base en Morón (en 1987 esta brigada se traslado a Mariano Moreno, sede de la VIII BA).Con está adquisición la FAA incrementaba notablemente sus capacidades de transporte (hasta 44 personas o 33 soldados con sus pertrechos o 24 camillas y dos asistentes) gracias a la fácil reconfiguración de la cabina de trasporte/carga.

Foto: Oscar ( Osky) Interliggi

 El tren de aterrizaje fijo podía ser equipado con esquíes para operar en la nieve. Los Chinook, fueron adquiridos con la intención de ser utilizados exclusivamente en las operaciones antárticas, de hecho fueron recibidos con un esquema a base de naranja fluorescente, ideal para terrenos helados. Con el estallido del conflicto de Malvinas, fue más que obvio el despliegue de estos aparatos, más teniendo en cuenta las capacidades del Chinook para el despliegue de suministros tanto en el fuselaje como colgando de una linga ubicada en la parte central inferior del fuselaje, el traslado de tropas a la línea de combate como detrás de las líneas enemigas, la evacuación sanitaria, etc., el Chinook era considerado un utilitario multipropósito.

Finalmente la orden de trasladar los Chinooks al teatro de operaciones llego el 5 de abril El H-93 fue rápidamente modificado añadiéndole 3 ametralladoras defensivas de 12.7mm, para partir inmediatamente hacia Comodoro Rivadavia. Allí mismo recibió un camuflaje táctico compuesto por verde oliva y marrón. Con la pintura apenas seca, el Chinook comenzó su viaje hacia Río Gallegos en donde se le instalarían los tanques suplementarios de combustible para incrementar su autonomía.



 Finalmente partió en la tarde del 7 de abril hacia las Malvinas arribando a Puerto Argentino a las 2015Hs.El segundo Chinook, el H-91, Fue trasladado desde la Base Antártica Vicecomodoro Marambio hacia Río Grande el 10 de abril y al parecer llegó a Puerto Argentino el día 13.La nueva unidad recibió el nombre de “Escuadrón de helicópteros Malvinas” e incluía además de los dos Chinooks a otros dos Bell 212 de la FAA.El 14 de abril los cuatro helicópteros fueron transferidos a la base Cóndor ubicada en Pradera del Ganso y desde allí participaron en apoyo del Ejercito, La FAA y de la Armada.Para el 1 de mayo, tras los ataques británicos sobre las Islas, la vulnerabilidad era más que obvia, por lo que los helicópteros fueron ubicados entre las propiedades civiles para evitar que fueran destruidos. Tras el ataque, los Chinooks fueron utilizados para la evacuación de heridos volando hacia Puerto Argentino. Más tarde en ese día, se encargaron de trasladar colgando de sus lingas a varios IA-58 Pucara sobrevivientes hacia la Isla Borbón. A medida que el mes avanzaba, la actividad aérea británica se incrementa, principalmente las incursiones de bombardeo de Sea Harriers de la RN y de Harriers de la RAF.

 Para entonces los Chinooks fueron utilizados en misiones de reconocimiento, a menudo utilizaban su radar para ubicar a la flota británica. Al parecer, el 4 de mayo una de estas misiones casi termina en desastre ya que una PAC de Sea Harriers fue dirigida hacía un “blanco” no identificado que resultaba ser uno de los Chinook en misión de reconocimiento.Para el 15 de mayo los Chinooks participaron de la recuperación de las tripulaciones de Pucara ubicadas en la Isla Borbón, después de que sus aviones fueran destruidos por un ataque británico.
Vía: Carlos García

Después de los desembarcos británicos del 21 de mayo la situación se torno peligrosa e insostenible, por lo que el 24 de mayo los Chinooks fueron replegados a Puerto Argentino. Para el 27 de mayo, un Chinook traslado 67 soldados a Darwin para reforzar la resistencia argentina y retorno a Puerto Argentino con miembros de la FAA, algunos de ellos pilotos derribados que habían sido evacuados de la Isla Borbón.Para la madrugada del 28 de mayo, los Chinooks se vieron involucrados en el trasporte de tropas y de un mortero de 120mm en apoyo de los combates entablados en Pradera del Ganso.Para el 1 de junio la situación era insostenible y se asumía que Puerto Argentino caería finalmente en manos británicas, por lo que se decidió retirar a los Chinooks a la seguridad del continente. Al menos uno de ellos necesitaba un motor con urgencia por lo que fue traído más tarde a bordo de un C-130. Aun así el traslado hacia el sur argentino no fue fácil, los tanques suplementarios fueron abandonados en Pradera del Ganso por lo que el viaje hacia el continente se realizo bombeando manualmente combustible hacia los tanques principales desde 15 tambores de 200 litros ubicados en el compartimiento de carga.




.Así finalizo la guerra para los Chinooks de la FAA. Tan rápido como termino el conflicto, los aparatos volvieron a sus actividades antárticas. Lamentablemente, ya en plenos 90s, las deficiencias presupuestarias hicieron que estos venerables aparatos se quedaran en tierra. Actualmente ya no vuelan por la falta de mantenimiento y es poco probable que algún día lo hagan ya que son utilizados como material didáctico en el Área Material Quilmes. 



H-93 en Tecnópolis, año 2012 Foto: Oscar ( Osky) Interliggi