viernes, 1 de noviembre de 2013

El Lockheed P-3 Orion, en la Armada Argentina



El Lockheed P-3 Orion es un avión de patrulla marítima desarrollado a finales de los años 1950 por la compañía estadounidense Lockheed
usado por armadas y fuerzas aéreas de distintos países del mundo principalmente para patrulla marítima, reconocimiento, guerra antisuperficie y guerra antisubmarina. 
El P-3 Orion está basado en el Lockheed L-188 Electra que tuvo poco éxito como avión de aerolínea debido al rápido surgimiento de los jets. 
G-P-53
Se planificó para sustituir al los Lockheed P-2 Neptune de postguerra. El Orion tiene 4 turbopropulsores que le dan una velocidad comparable a los cazas turbopropulsados, o incluso a jets lentos como el A-10 Thunderbolt II. La mayoría de aviones similares han adoptado este modelo: los soviéticos adaptaron su avión Contratio al Electra. El P-3 compite con el Hawker Siddeley Nimrod británico y el Breguet Atlantique francés.
 La experiencia adquirida en el P-3 ayudó en el desarrollo del Lockheed S-3 Viking de guerra antisubmarina. 

Está previsto que los P-3 sean sustituidos entre 2010 y 2013 por el Boeing P-8 Poseidon (MMA) basado en el Boeing 737 civil, lo que significa que el actual diseño habrá servido durante 50 años. 

Armada Argentina. 

3 P-3B activos (más otros 3 P-3B almacenados) Capacidad de vigilancia aumentada a través del Sistema Plates 440 de INVAP. Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ) - Trelew, provincia de Chubut. 
Cabina de un P-3


La Marina de Argentina mantuvo un interés de larga data en dotar a su Comando de Aviación Naval (COAN) con el P-3. La primera solicitud de acceso a esta aeronave tuvo lugar en 1977, pero ella fue rechazada por el gobierno estadounidense, que sólo aceptó transferir cuatro SP2H Neptune. Un nuevo intento fue lanzado en el año 1981, cuando se iniciaron negociaciones con el gobierno australiano, a fin de adquirir ocho P-3B que estaban siendo retirados por la Real Fuerza Aérea de ese país. Todo indica que esa potencial transacción habría recibido un visto bueno desde Estados Unidos a principios de 1982. Pero las negociaciones quedaron truncas en Abril de ese año, luego de la ocupación por parte de tropas argentinas del archipiélago de las islas Malvinas, cuya posesión era motivo de una larga disputa diplomática entre el país sudamericano y el Reino Unido. 
El gobierno argentino hizo un tercer intento por adquirir P-3 A almacenados en AMARC en 1992, pero la transferencia fue rechazada en esa oportunidad por el congreso estadounidense. Un nuevo intento lanzado en 1996 fue finalmente coronado por el éxito, cuando finalmente se obtuvo autorización para comprar seis P-3B ex armada de los Estados Unidos almacenados en AMARC, cuya transferencia fue tramitada bajo la condición especial de aliado estratégico extra-OTAN de Argentina. 



Los costos de reactivación de las aeronaves a condición de vuelo básica, antes de su traslado al país sudamericano, fueron cubiertos por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, bajo el entendido de que los aviones serían utilizados principalmente para la vigilancia y prevención de la pesca ilegal en la ZEE. Los seis ejemplares P-3B comenzaron a ser recibidos en Argentina a fines de 1997, y el primero de ellos fue incorporado oficialmente por el COAN en Marzo de 1998. 


Foto: Carlos Acuña